Nuestro PROYECTO es contribuir en la construcción de un Nuevo Paradigma Social, con la certeza de que ello ES POSIBLE. BIENVENID@S A NUESTRO HOGAR-ESCUELA

LA VIDA EN EL HOGAR-ESCUELA


Como todo ser humano sabe, es vital tener en cuenta la armonía de grupo, pero de nada sirve ir en busca de este estado, si no estamos en armonía con nosotros mismos. Es por tanto la unidad tan importante como el individuo.
Como dice nuestra denominación somos Hogar y somos Escuela. Esto se debe a que para alcanzar el Hogar se tiene que haber pasado por la Escuela. Un día alguien muy sabio dijo Educar es Amar y dio la clave de todo paradigma social. Sin educación, aprendizaje, conocimiento y aspiración, no hay evolución y sabemos que la clave de nuestro Universo, tal y como el átomo nos muestra, es evolucionar. Es entonces el crecimiento del individuo una prioridad que lleva consigo el Amor que la propia Vida siente por cada Ser vivo que ocupamos este planeta. Cuando se detiene la evolución, se va en contra de la Vida y al hacerlo esta responde, mostrándote cuan errado estás por no sentir que siempre, siempre la vida va a nuestro favor, somos nosotros quienes nos ponemos en contra de la vida, al resistirnos o apegarnos a lo conocido y no tener la capacidad de avanzar hacia lo desconocido, por no “controlar” la situación. En lo nuevo siempre está el siguiente escalón evolutivo. En lo conocido el estancamiento evolutivo.
Aquí sucede, que somos muchos y muy diversos, y que cada uno caminamos a un ritmo y siempre respondemos de acuerdo a nuestras experiencias. Debido a todo ello, se producen brechas evolutivas. Unos caminan en una dirección buscando algo que les aporte comprensión. Otros caminan en una dirección muy diferente, también buscando algo que los haga sentirse amados o correspondidos, y así un sinfín de caminantes, muchas veces sin rumbo, hasta que aparece la claridad ante sus ojos y de repente advierte que sabe muy bien lo que quiere. En ese instante, puede decirse que se ha puesto a caminar a idéntico ritmo que la Vida le propone, y haciéndolo todo da un viraje, se siente libre, sano, alegre, optimista, esperanzado por saber que en breve conseguirá vivir aquello que se proponga.
Ahí se está evolucionando y ahí es cuando la Vida como Maestra, ha alcanzado el corazón del alumno, convirtiéndose éste en un alumno aventajado que sabe ver la Vida de otro modo muy distinto, al que hasta la fecha le habían mostrado sus ojos velados.

Cuando eso tan extraordinario sucede, se está preparado para aprender a vivir de otro modo, de acuerdo a esa cualidad esencial de amor que la Vida tiene por todos nosotros. De hecho es cuando uno – como individuo – se hace consciente de sí mismo y del planeta que ocupa. Así es capaz de sentir el planeta como un ser vivo más dentro del cosmos y así puede imaginar que el planeta siente lo mismo que él mismo ha sentido, con respecto al resto de planetas de la Vía Láctea. Ese día, descubre la correspondencia entre la relación que tiene el Cosmos como un inmenso contenedor de Vida y el individuo, como un micro cosmos que a su vez es un receptáculo de Vida a pequeña escala.


Tras esta breve introducción, vamos a poder comprender la Vida que va a desarrollarse en el Hogar-Escuela, pues éste no pretenderá más que ser un reflejo de aquello que la propia Vida nos muestra.